Cuatro alimentos que no pueden faltar en tu despensa este otoño

 

 

El cambio de equinoccio se produjo hace unos días. El día 22 de septiembre dábamos la bienvenida a la nueva estación, dejando atrás los recuerdos de un verano atípico. La entrada de este nuevo solsticio se ha dejado notar en las temperaturas, que cambiarán drásticamente, después del ‘veranillo de San Miguel’. Es momento de cambiar las ensaladas y sopas refrescantes por platos de cuchara que entonen el cuerpo. Y como en cada momento del año hay productos que encuentran en este instante su mejor momento de la temporada. En El Balcón de Griñón te descubrimos cuatro alimentos que no pueden faltar en tu despensa este otoño.

 

Calabaza

 

Hablamos de un producto versátil y un recurso con múltiples aplicaciones en la gastronomía. Además, la calabaza es un alimento rico en vitamina C y con grandes beneficios para nuestra salud. Su consumo es muy recomendable al tratarse de un fruto compuesto mayoritariamente por agua. Ayuda a contrarrestar la fiebre por sus propiedades antipiréticas y es un gran diurético.

Desde El Balcón de Griñón te recomendamos, sin ninguna duda, incluir este alimento en tu dieta. Puedes hacerlo en forma de crema o como complemento de ciertos guisos como judías con calabaza.

 

Higos

 

El otoño no puede entenderse sin lo higos. Una fuente de energía natural, compuesta en un 70-80% por agua. También son antioxidantes y ayudan a reparar la mucosa, contra el estreñimiento y cuidan el intestino. En materia culinaria, podemos incluir este fruto en el desayuno, en el aperitivo, en la comida o en la cena. Te aconsejamos que pruebes la pizza de queso fresco de cabra, higos y miel. Estamos convencidos de que será una delicia para toda la familia

 

Setas

 

Las setas son unos de los manjares más apreciados de nuestra gastronomía. Están presentes en infinidad de elaboraciones. Y no es para menos, porque tienen múltiples beneficios para nuestro organismo. Son bajas en grasas y calorías. Tienen el elixir de la eterna juventud. Sí, las setas ayudan a la oxigenación celular y promueven la longevidad.

Como desvelábamos al principio de estas líneas. La aplicación de las setas en la gastronomía es muy común. Se pueden acompañar como guarnición del pescado, el pollo o la carne; o introducirlas en guisos, pastas y arroces.

 

Dátiles y pasas

 

Para consumirlos solos o acompañados. Los dátiles y las pasas son un ingrediente habitual en los menús de otoño. Destacan por ser un alimento libre de grasas y colesterol y por tener grandes beneficios para nuestra salud. Entre ellos, ayudar a regular el sistema nervioso, combatir la anemia y fortalecer los huesos.

Su aplicación dentro de la gastronomía también es asombrosamente rica. Su incorporación es capaz de mejorar cualquier receta aportando un sabor característico al plato. A nosotros nos encanta en elaboraciones de pollo.

 

 

Ya conoces los cuatro alimentos que no pueden faltar en tu despensa este otoño. No te olvides de incluirlos en tu próxima lista de la compra, porque como siempre decimos en El Balcón de Griñón: los productos hay que consumirlos en su mejor momento del año. Así nos aprovecharemos de todos sus nutrientes y disfrutaremos de su sabor en el punto óptimo de consumo.

 

 

En El Balcón de Griñón | Cuatro aliños deliciosos para divertir tus ensaladas

 

 

 

Leave A Comment